20/12/10

El ruido más silencioso

Me saben a poco las palabras.
Tanto, que se han ido muriendo en mi interior. No me sirven, se me quedan demasiado cortas...

Enmudecidas quedaron, no oigo sus gritos, sus llantos. No las encuentro.
Tampoco insisto en buscarlas.

Quiero aquello que pueda tocar y demostrar más allá de una hoja de papel.

Sustantivos debilitados, adjetivos por renovar...palabras muertas que se ocultarán tras las proezas que pueda crear. Aunque podría vivir sin ellas y borrarlas del todo. Para siempre.

Podría estar sin muchas cosas. Pero no quiero.

3 comentarios:

Malkev Malkavian dijo...

Ahora me enfado y no respiro.

Jaime dijo...

"Somos lo que poseemos", y esta máxima antropológica se puede aplicar a casi todo (somos lo que comemos, somos lo que pensamos...)

AndreaStrawberry dijo...

Podríamos hacer otras cosas, tener otras cosas y ser otras cosas, pero el problema es que no queremos.