11/1/11

Promesas de papel

Siempre te gustó poder predecirme, y yo siempre jugué a sorprenderte.

He llegado a querer que no quieras conocerme, quizás porque no quiero que nadie me conozca más de lo que yo me conozco a mi misma.
Aunque, gracias a los demás, no dejo de sorprender a la persona que hay en mi.

Sé que no me responderás este e-mail, como has hecho con los veintisiete restantes. Tengo la duda de saber si al menos los leerás. Sé que mi duda seguirá quedando con ese nombre.

Quisiera ir a verte a tu trabajo, de ahí no podrías escapar de mi. Pero no quiero que me veas. No así. Esta silla de ruedas todavía me niega la libertad...
"Seré parte de ti para siempre" me dijiste una vez. Sé mis piernas, esas con las que huiste cuando la situación se complicó.

Quiero que vengas a predecirme.

5 comentarios:

Malkev Malkavian dijo...

Sigue siendo parte de ti, en ese aspecto no mintió. Pero tal vez lo mejor seria que en realidad, si que mintiera.
Como me dijeron una vez, tenemos el derecho de pretender que alguien siga formando parte de nuestras vidas, al igual que el derecho de que no sea así, es una libertad, y como tal, si no influye en la de los demás, no hace daño a nadie. ¿Entiendes la diferencia entre los dos deseos?
Con piernas o sin piernas, uno sigue con vida y tarde o temprano volverá a moverse.
Be chocolate my friend... Sweet chocolate...

Jaime dijo...

Por eso alguien formuló el dicho de "Las palabras se las lleva el viento" o la expresión "sobre papel mojado".

No te fíes de la raza humana.

Homo et mulier, homini et mulieris lupus sunt.

Gloom dijo...

Me ha ido genial lo que me has escrito! Muchas gracias! o///o

Kurai dijo...

Sé que no tiene mucho que ver y que es muy cruel, pero me he acordado del episodio de los simpson...:

http://www.youtube.com/watch?v=Z_7_wd4tOyY

Malkev Malkavian dijo...

Kurai, eres la bomba. xD