27/6/12

Lo tuyo es mío y lo mío es tuyo.

En un mundo que ya no existe y de un tiempo que nunca podrás comprobar si es cierto, habían dos personas de países distintos que se conocieron a través de un agujero en sus podridos muros. Siempre se miraban de reojo, haciendo ver que, cuando el otro observaba,  no se daban cuenta.

No se conocían prácticamente de nada, pero en cada mirada se podría comprobar como el cariño era único, como si cada parpadeo fuera una caricia... Pero todo lo bonito les era arrebatado: los muros cayeron al hacerse débiles, pensando que no necesitaban protección el uno del otro. Tan mala suerte tuvieron que cayeron los escombros encima de cada uno. El muro de él en el de ella, y el de ella en él...
Pero fueron felices ya que fueron capaces de compartir sus mayores temores y superarlos.

3 comentarios:

DemasiadoListas dijo...

Pero fueron felices...

¡Me encantó!

(M)

Alice Loves Music dijo...

Todo por un muro... Es muy bonito :) Te sigo! Te dejo aquí el enlace de mi blog por si te gusta :)
Un beso!

Alice Loves Music dijo...

http://somosunahistoriareal.blogspot.com.es/
La chica del comentario de antes jijiji