28/8/11

Ya no sé en que idioma hablar para entenderme.

Últimamente no paso por los mejores estados anímicos, pero... es que tampoco sé por qué es. Pienso que la razón es que para esconder un pequeño grano de arena, he tirado encima miles de sentimientos que creía que ya se habían acoplado a mi y que convivíamos medianamente bien. Eso ha provocado una reacción terrible - por lo cual, os recomiendo que no lo intentéis en casa. Ni siquiera con supervisión de un adulto.

Supongo que tendré que hacerme a la idea y destruir ese grano de arena... ¡Pero es tan difícil! Si tuviera el típico botón rojo que justamente es el que puede hacer que todo  se destruya; yo, sin dudarlo, lo habría pulsado ya.

Si alguien tiene ese mágico botón, por favor, que lo pulse.

4 comentarios:

Oxy dijo...

Lo pulsaríamos si tuviera algún efecto en ti, pero si alguien lo tiene, tendrá efecto sobre él mismo.

Ahora te toca buscar el grano de arena, como un calcetín entre millones de kilos de ropa. Lo bueno, al menos, es que no estás sola para eso.

Malkev Malkavian dijo...

Pulsado. Ha pasado algo?

Vale, genial, se acaba de incendiar mi cocina. Estarás contenta.

Estupideces aparte, es un granito de arena, ignóralo, tienes una playa entera de la que preocuparte.

Kurai dijo...

Ánimo >.<

Tere Najda dijo...

Hei, me paso por primera vez por aca (:
Te pasas por el mio? Si te gusta, y quieres, dejame un comentario y sigueme!
http://gritandomuda.blogspot.com/
Besos gigantes, y muy lindo tu blog!