27/10/09

Cambio climático-emocional

Puestos a abrir la Caja de Pandora, abrámosla del todo.

Mi reflejo permanece empañado, esa abertura ha creado tormentas. Y aun después de haber sido cerrada, permanece la tempestad. Y es que no se calma eternamente si las luces la siguen llamando.
Existen días sin borrascas ni nubes, creadas por el perturbador, y tan instantáneas como vienen, deseas que permanezcan para la eternidad, que no cambie, que siga igual – aunque quieras, en el fondo, que cambie el viento hacia la dirección que tú buscas. -

Los anticiclones no son estables. Tan confusos como la mente humana.
¿Qué le preguntarías al viento? ¿Qué te dirá la Luna cada vez que la mires? ¿Qué entiendes por felicidad?

Y no entiendo al tiempo, no entiendo los suburbios de la mente.

En el fondo, sé que hay calma y que no hay de qué quejarse…que es el viento de años pasados el que sopla con fuerza y mueve lo que debería descansar. Colocan borrascas donde no deberían…y hacen que abra donde duerme el ojo del huracán.

3 comentarios:

Nina la Mosca dijo...

¿Qué le preguntarías al viento?
-¿Por qué?

¿Qué te dirá la Luna cada vez que la mires?
-Hola bonita, ¿Necesitas mi luz?

¿Qué entiendes por felicidad?
-Amarillo.

Lydie Bianco dijo...

ara que dius canvi climàtic..........
fa un fred que ni a l'antàrtida

Lydie Bianco dijo...

és clar!
pareuelmon@hotmail.com

un petó molt gran