3/6/10

La vida no es una serie de televisión

Cada día me asombra más la superficialidad de las cosas; y a la vez, me asusta pensar que hago equilibrio en esa linea tan delgada.

Sufro de un bloqueo mental. Son demasiadas cosas las que ahora están danzando y chocándose entre ellas.
Podría empezar por: tengo razones para querer desaparecer y verificar mi teoría de que en mi alredor - a excepción de contadas personas - no he dejado huella; y terminar por: la culpa de eso ha sido en parte mi obsesión.

Cambiando - o no - de tema.
El otro día escuchaba en mi mp4 la misma canción. Me la sé de memoria y podría explicar las mil y una verdades que se dicen en ella. Ese día no fue distinto de muchos otros. El mp4 se quedó sin batería - siempre olvido recargarlo - en el momento en que la canción decía "y vivir es..." Sí, yo sé como sigue la canción. Sé lo que es vivir para el cantante, pero no sé lo que es vivir para mí.

Yo tampoco entiendo nada de lo que he escrito. No sé si mis ideas bailan salsa, rumba o un vals. Tendré que tomármelo con calma.


Este pequeño cuaderno mío se ha quedado ya sin espacio. Es hora de girar página.

5 comentarios:

Gloom dijo...

La vida es un camino con un principio y un fin que sabemos que llegará. Siempre es mejor ir por el de la mejor forma ya que las cosas no vuelven atrás, sino que siguen hacia delante sin detenerse y dejando cada vez menos pasos para dar.
Sobre lo de dejar huella en las personas... eso sólo depende de ti y en las cosas que hagas ;)

Un besote!!!

lena dijo...

Yo tampoco sé qué es la vida. Y aún peor, no sé siquiera lo que quiero que vaya a ser mi vida. Pero supongo que tenemos que ser valientes y aventurarnos a descubrirlo. Total, si sale mal peor no vamos a estar...
Me ha gustado mucho tu salsa, tu rumba o lo que bailen tus palabras. Sea lo que sea, lo hacen muy bien.
Lena

Dreamonyoutoo dijo...

bals va con V

Irene dijo...

ups...eso me pasa por no haber usado el word jaja
Gracias! Ahora lo corrijo

Jaime dijo...

¿Qué pasará últimamente que estamos todos con los ánimos igual? Leyendo tu texto, me he sentido más que identificado. Yo, en vez de el mp4, escucho la música en el coche camino a la universidad, y curiosamente siempre termino escuchando la misma canción: "...daría lo que fuera por poder sobrevivir en ésta torre de marfil, reflejo de nuestra ingratitud. La rabia que envenena hasta morir mi corazón, y es que no puedo contener este dolor...".

En mi centro de prácticas, una de las psicólogas me dijo que estos son pensamientos irracionales que debemos evitar...pero no es nada fácil. Y cuando has conseguido evadirte por un tiempo...¡zas! otro motivo (o reaparición del mismo) que te hunde en el lodo.

¿Creamos un mundo donde la superficialidad no exista? Es demasiado utópico, ¿no? Ains...Como decía Groucho Marx: "Que paren el mundo...que yo me bajo"