12/4/11

Me han dado días libres en el infierno


Salir de ahí, es una tortura ; siempre se me olvida algo, normalmente, los zapatos; otras, los ánimos.

¿Qué hacer cuando necesitas algo y no sabes cómo pedirlo?  Soy una extraña en el mundo. Un cuerpo que sabe dar la mano pero no recibirla.

Si caigo, ¿habrá manos que saquen del infierno lo que me he olvidado?

2 comentarios:

Malkev Malkavian dijo...

Si te dejas los zapatos en el infierno, no te quemas los pies mientras buscas la salida?

¿Qué hacer cuando necesitas algo y no sabes cómo pedirlo?
Paso uno, piensa en lo que necesitas.
Paso dos, ponle palabras cada objeto, cada gesto, cada sentimiento, cada lugar o cada persona.
Paso tres, suéltalo sin mas.
No es que no sepamos pedirlo, es que tenemos miedo a la respuesta. Es muy fácil extender la mano, porque saber que tu apretaras bien fuerte para que no caiga, pero nunca podemos estar seguros de que pasara lo mismo si cambian las tornas.

Si te paseas por el infierno... no creo que tengas derecho a reclamar. Al fin y al cabo, todos buscamos nuestra redención, pero muy pocos la encontramos.

Y con esto y sin desayunar, me voy a comprar un bizcocho.

PMh dijo...

por el ángulo de la fto, parece que estés debajo de la cama.